Por que cuando los adultos aprenden jugando es efectivo (y mas divertido!)

Cómo desarrollar habilidades personales a través del juego

El juego es  uno de los mecanismos naturales para el aprendizaje de los niños. Sin embargo, en algun punto entre la niñez y la vida adulta el juego como mecanismo para el aprendizaje empieza a considerarse poco «serio».

Aún es frecuente en entornos corporativos, en la universidad y en otros donde se producen aprendizajes continuos (o sea  en cualquier ámbito donde hay interacción entre personas!),   abusar de las exposiciones y presentaciones audiovisuales como medio para el aprendizaje.

Sin embargo, el aprendizaje a través del juego en adultos no sólo es divertido sino también más efectivo. ¿Cuales son las razones?

Desarrollas habilidades sociales cuando aprendes a través del juego

El juego es un poderoso catalizador para la socialización positiva ya que mediante el juego estableces vínculos con otras personas. Eso es porque cuando los adultos jugamos nos es más fácil relacionarnos de forma espontanea y romper el hielo rápidamente. Es pues una forma de estimular la conexión entre personas, ya que a través de la risa y la diversión podemos aumentar  la empatía, conocimiento y comprensión de  los demás.  

El juego grupal es excelente para mejorar las habilidades sociales puesto que las actividades grupales implican trabajo en equipo, cooperación, consideración de diversos puntos de vista, comunicación, establecimiento de normas y límites….. 

Jugar con otros obliga al trabajo colaborativo con el objetivo de desarrollar estrategias para solucionar conflictos, a desarrollar la capacidad de análisis, y a aprender a comunicarte de forma más efectiva con los demás puesto que  necesitas escuchar y expresarte eficazmente para lograr los objetivos del juego. Es pues una forma rápida y divertida de mejorar tus relaciones con los demás, a la vez que desarrollas tus habilidades personales.

Por si fuera poco, observar  cómo reaccionan otras personas ante  el  juego constituye un aprendizaje de por sí. Ver cómo actuan otro no sólo te permite aprender por imitación sino tambien incorporar destrezas, conocimientos y actitudes cuyo valor funcional has observado en ellos mientras  juegan.

Taller de desarrollo habilidades personales. Gijon julio 2019

Aprendes mejor cuando te diviertes

El juego y la diversión que conlleva estimulan la actividad cerebral,  activan redes neuronales esenciales y estimulan la liberaciónfísica  de endorfinas que provocan una sensación de bienestar personal.

Así el juego se convierte en un poderoso aliado para el aprendizaje de adultos, puesto que aumenta las emociones positivas que a su vez predisponen a un estado mental  óptimo para aprender. Esa predisposición contribuye a generar una visión más positiva del entorno en que se desarrolla el aprendizaje y mayor motivación,  por tanto estás más alerta ante nuevos estímulos y a aprender a través de ellos.

Además a través del juego se fomenta el moviemiento y la participación activa, convirtiéndose en un elemento altamente energizante y dinamizador que ayudar a reducir y prevenir  el estres.

 

Estimulas la creatividad

El  juego es un potente medio para forzarte a salir de  tu zona de confort y  motivarte a superar tus límites, puesto que permite la simulación de comportamientos (y análisis de la efectividad de sus resultados)en un entorno de descubrimiento totalmente seguro que permite  explorar y conocerte a tí mismo y a las personas que te rodean.

A través del juego podemos ensayar, experimentar, explorar, …..porque en el juego lo importante es el proceso no el resultado final. Es un mecanismo para aprender sin que importe el error ni la equivocación puesto que las consecuencias no son reales.

Por ello, es sumamente útil para el entrenamiento de habilidades personales y relacionales ya que permite simular situaciones, analizar las respuestas dadas y a través de feedback apreciativo buscar nuevas formas de responder más adecuadas, ensayándolas sin miedo ni vergüenza hasta llegar a interiorizarlas.

Y aqui esta la gran  bondad del juego como mecanismo para el desarrollo de habilidades, porque no sólo implica  replicar lo aprendido. Nos permite usar nuestra experiencia y conocimientos previos cómo base a partir de la que imaginar y testar nuevas formas de resolver los problemas  ante situaciones ya conocidas o imprevistas.

"Jugar es la forma favorita de nuestro cerebro para aprender"