Design Thinking aplicado a la gestion de recursos humanos

El área de Recursos Humanos tiene un gran reto, queremos marcar la diferencia y  contribuir de verdad al negocio. Sin embargo, gran parte del tiempo de trabajo del  área de Recursos Humanos se invierte en solucionar problemas, casi siempre urgentes pero no siempre estratégicos. Somos en muchas ocasiones “solucionadores de problemas”: despidos, resolución de conflictos laborales, sustitución de empleados que abandonan la compañía tras sólo 1 año, análisis del clima laboral y de los aspectos peor valorados en las encuestas de clima….¿Te resuena?. ¿Cómo podemos utilizar el poder del Design thinking aplicado a la gestion de recursos humanos?

No parece que en la inmediatez y eficacia arreglando ese tipo de problemas este el valor diferencial. En líneas generales el departamento de Recursos Humanos tiene la misión  de crear soluciones para mejorar el compromiso de los empleados, aumentar su rendimiento a través de la formación, asegurar su satisfacción con el trabajo y la compañía. Todo ello para provocar un cambio en las conductas o comportamientos de los empleados, que permitan aumentar y mejorar los resultados. Por ello,  debemos pensar  cómo podemos  influir para generar  cambio en nuestras organizaciones.  Una de las vias  es ser más consciente, y tomar parte activa en el diseño efectivo de la experiencia de los empleados.

Por ejemplo, cuando nos enfrentamos a la sustitución de un empleado que abandona voluntariamente la compañía  podemos ver  el inicio del problema en la comunicación de su renuncia,  sin embargo ¿que pasos le han llevado a esa decisión?. ¿qué eventos llevan a que el empleado considere renunciar?, ¿qué hemos hecho o dejado de hacer para evitar que se fuese?.

Aplicar el design thinking aplicado a la gestion de recursos humanos nos puede ayudar a descubrir los pasos que condujeron a su  decisión de renuncia, a prestar atención a aquellas  brechas que pueden ser rediseñadas para mejorar la retención. Los principios y metodologías del Design Thinking aplicado a la gestion de recursos humanos puede ayudar a lograr  una diferencia tangible y sostenible. La creciente conexión entre RR.HH y Design Thinking, se materializa en  “Experiencia de empleado (EX)”.

Hasta hace poco, la “experiencia de empleado” se circunscribía a los programas de bienestar, a las politicas para incentivar la motivación, la diversidad y la inclusión, la gestión del talento.  Podíamos  caer en la trampa de pensar que el Design Thinking aplicado a la gestion de recursos humanos es idear acciones de motivación para los empleados muy novedosas, poner en marcha políticas  para mejorar el clima laboral o aumentar el compromiso de los empleados.

Sin embargo, las soluciones nuevas y mejoradas pueden provenir del uso de métodos y herramientas centrados en el ser humano. El diseño centrado en el usuario, en este caso en las personas que conforman nuestra plantilla.

Para ello debemos conocer primero los pasos básicos  de Design Thinking aplicado a la gestion de recursos humanos:

  1. Empatizar: conocer el punto de vista de los propios empleados sobre su experiencia dentro de la compañía.
  2. Identificar: oportunidades, desafíos, obstáculos, definir cuales son los problemas reales que debemos solucionar.
  3. Idear: usar métodos y técnicas para generar  ideas,  soluciones creativas a  problemas del  negocio o cambios creativos en los  procesos de trabajo.
  4. Prototipar / Probar: testar esas ideas y soluciones, explorar fallos, iterar y mejorar el diseño.

Se trata de un nuevo enfoque, un cambio cultural, es la evolución de las funciones de  HR. 

 

Sheila tiene más de 20 años de experiencia ocupando puestos ejecutivos en la función de Recursos Humanos: gestionando y desarrollando personas, y contribuyendo a la consecución de los objetivos estratégicos y económicos de diversas empresas de servicios. Más información sobre Sheila aquí: https://www.linkedin.com/in/sheila-villaverde-garcia-37514b25/